Hui Tzu (un chino parlanchín denominado filósofo por mas de un oriental) afirmó que un caballo y una vaca eran tres: el caballo, la vaca, y el conjunto caballo y vaca.


En Noviembre de 1927, cuando Miter Marcosky ya llevaba en la colonia penal de Cayena mas de sesenta años, un juez falló la libertad al demostrarse la inocencia del presidiario. Ante tan grosero error, el presidente en persona concurrió a presenciar la liberación.
Al abrirse el gigantesco portón del fastuoso presidio, asomó un frágil cuerpecito, de paso cansino y propio de la vejez.
Emocionado pero sin entrar en lágrimas, el presidente abandona el protocolo a un lado y con paso firme se acerca al anciano.

– ¿Hay algo que pueda hacer por Ud caballero? – preguntó el líder con un dejo de verguenza ajena y casi susurrando.
– Sí… no me joda – Respondió el hombrecito.

Mas tarde Miter argumentaría en los periódicos que lo bueno de tener casi ochenta años es que uno puede descansar todo el tiempo y lo mas importante de todo…ahora puede decirle que no a cualquier cosa, sin dar mayor importancia al que dirán.
El huevo o la gallina. La gallina o el huevo. Yo en el Banco Galicia o El Modelo Burocratico de Max Weber. O viceversa. Las paradojas de Zenón. Mi tío del campo en el Banco Galicia.
En un principio, las paradojas nos fascinan, y luego del primer asombro se produce un efecto de consecuencias superiores: Nos dan una mínima esperanza de que el mundo resulte irreal.
No es que reniegue de padecer claustrofobia y agorafobia en conjunto, pero considero que haberme obligado a comandar la Estación MIR el primer semestre de 1987 fue adrede.

Imagínese el hecho de sudar la gota gorda en un módulo -lata de 4 x 3 mts. y que la única vía de escape sea la negrura infinita del universo.
De todas formas, haberme enamorado de una mujer inalcanzable me resulta mucho mas dificil de sobrellevar. Me deja sin escapatoria.

Al menos en el '87 tenía conocimiento del hostil carácter de mi compañero Mihail, aquel caprichoso chimpancé que al año siguiente fue comandante.

Ahora estoy sin conocimiento. Inconciente?

Un rey pronunció veredicto dictaminando que el prisionero sería ejecutado una de las mañanas del transcurso de ese mes; pero que no sabría con seguridad que mañana sería. El prisionero se acostaría con la duda de sí esa resultase su última noche con vida.

El reo razonó lo siguiente. No podría ser ejecutado el día 30 de ese mes (si ese tuviera 30 días) ya que sabría la consecución del proceso desde la noche del 29. Por ende, el 29 sería el último día del mes. Dicho razonamiento lo llevó a pensar que ningún día de ese mes podía llevarse a cabo tal ejecución. El prisionero durmió tranquilo.

Como yo sigo en el Galicia, el mundo no es irreal. Eel verdugo que portaba su afilada hacha, despertó al preso y más tarde lo decapitó. Hui Tzu siguió filosofando sin nunca llegar a ser un buen mercader. A partir del mes que viene, el tío Zenón cobra su pensión en el Bank Boston.

Creo que descifrar una paradoja se ve depreciada por algún hallazgo infortunado. Que la gallina es un instrumento del huevo o que aún continúo siendo víctima de los extremopartidarios de Max Weber. Tan solo por enumerar…