Ya llegará el día en que los activistas de Greenpeace ganen la pulseada por un mayor uso de energía limpia. Y las automotrices fabricarán automóviles que no utilizarán petróleo, sino agua. Agua potable.